Los pasillos de la mente

"Kim puede leer las páginas derecha e izquierda de un libro al mismo tiempo. Utiliza el ojo izquierdo para leer la página situada a su izquierda, y el derecho para leer la página contraria. Además esta técnica le proporciona una gran velocidad de lectura, pues tarda 53 segundos en leer 8 páginas, mientras que un ser humano común tarda alrededor de 20 minutos. Pero no termina aquí, sino que Kim Peek memoriza el 98% de lo que lee..."Click aquí (y leer abajo)

lunes, 30 de julio de 2012

Un acercamiento a las formas musicales



Un acercamiento a las formas musicales

*El siguiente es un resumen y adaptación, junto con notas y agregados, de fragmentos del Tratado de la forma musical de Clemens Kühn y el Curso de formas musicales de Joaquin Zamacois, realizado para estudiantes de composición y música en general.
Resumen y adaptación por Germán A. Bardina 
El presente artículo intenta realizar una aproximación a la terminología que se utiliza para el análisis morfológico de la música. Al no existir un criterio unánime al respecto, mostraremos diversas acepciones y dejaremos librado al lector la posibilidad de elegir aquella explicación que le resulte más adecuada. Claro está, que las denominaciones usadas en este trabajo tampoco son las únicas existentes y que el mismo podrá —y en lo posible deberá— consultar los libros citados para comprender con mayor profundidad de qué se esta hablando.
Una manera extendida de comprender las formas es partir desde las unidades más pequeñas hacia las más grandes. Por ello, tendríamos que hacerlo en el siguiente orden: motivo, inciso, semiperiodo, periodo (para algunos, a veces, equivalente a frase).
El motivo, sería la estructura musical más pequeña con características rítimicas y melódicas propias. Generalmente coincide con la duración de un compás o en el caso de un compás largo, puede durar la mitad de este. (Para Zamacois, en cambio, el motivo sería la “cabeza del tema”).
El inciso, por su parte, puede estar formado por dos o más motivos. Estos pueden ser iguales (a a), semejantes (a a’) o completamente diferentes (a b). Cabe aclarar que si el inciso está formado por dos motivos será un inciso binario (es el de aparición más común) y si tiene tres motivos que lo conforman se lo denominará inciso ternario. Además, dos incisos conformarán un semiperiodo, y dos de estos, un periodo.
Entonces nos queda:
a) Dos o más motivos van a formar un inciso.
b) Dos o más incisos formarán un semiperiodo.
c) Dos o más semiperiodos conformarán un período.
Joaquín Zamacois, por su parte, empieza explicando que las notas musicales, al desenvolverse de diversas maneras, dan origen a distintas fórmulas o fragmentos de diferente extensión, entre los cuales se encuentran los siguientes:
Tema: Fragmento musical breve de sentido completo sin cadencias que lo seccionen (pensemos, por ejemplo, en el tema de una invención o una fuga de Bach). Está, generalmente, sujeto a futuras repeticiones y desarrollos; estas pueden originar frases. La frase musical, que en palabras de Zamacois es “el ciclo completo de una idea melódica” está comúnmente compuesta por distintas partes.
Veamos sus definiciones de las partes que constituyen una frase:
1) Período: Las principales divisiones de la frase.
2) Subperíodo: Las principales divisiones del período.
3) Miembros de subperíodo: Las principales divisiones del subperíodo.
Ahora veamos las definiciones que Clemens Kühn nos propone. En estas, la armonía será también un factor de importancia a la hora de descubrir la conformación interna del período. Éste, nos dice el autor, está compuesto por 8 compases con posibilidad de ampliarse a 16 y se divide en dos semiperiodos. En el primero de ellos, se va desde la tónica hacia la dominante, y en el segundo alrevés. Generalmente, estos semiperiodos están seccionados internamente en dos partes o motivos distintos (a-b el semiperiodo inicial) y luego a-b’ (el final). En resumen:
Período: 8 compases con posibilidad de ampliarse a 16. Termina en la tónica.

Por eso dice Kühn que antecedente y consecuente presentan “concordancia motívica”, lo que significa que los dos semiperiodos tienen un parentezco motívico entre sí (recordemos que son a-b y luego a-b’) y “oposición armónica” ( T D / D T), por lo cual, dice el autor, el resultado es un buen balance musical. Así, se presenta comúnmente la música en el período clásico.
Pueden presentarse variantes:
T -> T / T -> T
Aquí hay que ver cómo se llega a tónica de la primera semicadencia, de modo tal que quede “suspensiva”. Entran en juego valores rítmicos y melódicos pero, evidentemente, en este caso, la complementariedad armónica no es lo que distingue un período de otro.
T -> D / D -> T
Las semifrases no son de igual longitud. Es decir, que se produce una ampliación métrica interna dentro de alguna de las semifrases.
Ampliación externa: Son compases que se agregan para reforzar la cadencia. Vienen después del período.
Puede darse la aparición de un período modulante como sucede en Beethoven.
Ejemplo del esquema de la Sonata en ReM op.28 de Beethoven a principio del segundo movimiento (Andante):
T à D / Relativo Mayor à Quinto de la tonalidad original.
Rem (semicadencia) FaM finaliza en Lam
Aquí el período es conclusivo respecto del antecedente, pero queda abierto a lo que sigue porque finaliza en el V en vez del I.
Respecto de la frase, nos afirma lo siguiente:
Frase: Tiene 8 compases y termina en la dominante. Se caracteriza por un antecedente de 4 (divididos en 2+2) compases y un consecuente de otros 4 (seccionados en 1+1+2). Son más importantes los episodios motívicos que las relaciones armónicas.

Para finalizar, Kühn explica que “con la igualdad o similitud en el antecedente, la frase aspira en el consecuente con una continuidad hacia delante; el período, con la diferenciación u oposición motívica en el primero, pretende la concordancia complementaria del segundo”. Por esto, el autor nos dice que la frase es característica del movimiento sonata, mientras que el período lo es del comienzo del rondó y los movimientos lentos en general.


PARA MÁS INFORMACIÓN musical podés descargar mi libro UN, DOS, TRES...¡MÚSICA! en el artículo: "Nueva información para músicos" del presente blog.

2 comentarios:

  1. Mañana tengo una prueba sobre esto yahora lo entendí a la perfección! Gracias!!

    ResponderEliminar

Dejanos tu comentario

Archivo del blog

Buscar en la red

Búsqueda personalizada
AVISO LEGAL: Esta terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de estos artículos en páginas web, blogs o libros que no tengan consentimiento legal del autor. Cualquier violación a esta norma, constituye una infracción sobre los derechos de propiedad intelectual.

NOTA: Los juegos enlazados no pertenecen al presente blog, sino que representan links a las páginas de sus creadores. Con un fin meramente educativo, el blog promueve el acceso a las páginas de sus autores.

Tus comentarios

MÚSICO UNIVERSAL